Paco Cobos visto por José Ortega Algar

PACO COBOS Y llegó una mañana este buen andaluz con el aire caliente de las tierras del sur, luminoso de duendes en la ancha aventura de la amistad, la brega y el hierro y la Pintura. Esclavo de pinceles en la encendida muestra de soñar cada día con la obra maestra, la obra pajarera de la amante ilusión que siente cada artista frotarle el corazón. Cordobés de Montilla la del vino dorado y de viejos olivos de aire sosegado, amasijo de siglos en las venas del Tiempo que el misterio y la gracia en el Arte fundieron el coraje solar tan fecundo que, hoy, llenando va páginas en el libro del mundo. Montilla de blancura, Paco Cobos pintor ennoviado gozoso de la luz y el color y la forja heredada en la fragua del pueblo con la fascinación de sus años primeros. Este hombre sencillo de cálida palabra y de abierta sonrisa y de alegre mirada, catador de magia que embellece el camino y que brinda a la vida con un vaso de vino. Andaluz de Montilla, cordobés madrileño y, finalmente hoy, artista mostoleño. José Ortega Algar.