De Miguel Morales a Paco Cobos

FRANCISCO COBOS Pintor y autodidacta alejado de cualquier escuela ortodoxa al uso, la paleta de Cobos despliega con profusión la impronta de su pincelada con gran riqueza cromática, mostrándonos bodegones, arquitecturas, paisajes y retratos donde la luz es el denominador común. El autor puede analizar su obra contemplando un fogón y comentando “que la realización del cuadro se podría haber hecho de otra manera”, obviando que la sinceridad en la pintura –su pintura- no admite otras formas. La luz en Cobos, es tan sustancial a su creación como el aire a la persona, no hay lienzo suyo cuyo motivo formal no se vea armónicamente alterado por la claridad de su expresión posiblemente transmitida por ese Sur donde nació alumbrador y deslumbrador al mismo tiempode caldos, cielos, espacios. Francisco Cobos. Montilla. 1942. Bienvenidos a la luz. Miguel Morales.