A Francisco Cobos por Pablo Ipola

A FRANCISCO COBOS ROMERO Muchacho cincuentón del Sur, amigo Paco que tienes en la escultura la firmeza de Averroes, el manto de los Omeyas en la pelta colorista, en los ojos estupefactos la comedia política y en el pecho la amistad de manos abiertas. Extiende sobre el paisaje los colores de fuego, y sobre las piedras de catedrales el tiralíneas, en la muchacha desnuda la pulsión nerviosa, sobre el bodegón muerto antiguos recuerdos, y en el mar el hombre que teje las redes. Andalucía rebosa en este Madrid matrona, con entrega siempre de mujer enamorada, comprensivo siempre de españoles diversos, ¡cómo no! de artistas de mirada tierna, ¡cómo no! de un hombre orgullo del tiempo. Pablo Ipola.